Entrada destacada

Y si…

img_0547

Las malditas dos palabras que retumban en nuestra mente cuando estamos temerosos por algo. Estas dos simples palabras y, qué fuerza tienen en la misma frase.

Por enésima vez me encuentro en una situación no deseada por mí. Mi falta de aplomo, -volvemos al maldito “y si”-, me ha provocado esta situación. La decisión estaba marcada desde el primer día que empecé a luchar, pero por mis circunstancias no se me antojó llevarle la contraria y, por enésima vez, me vuelvo a encontrar con esa persona  que por sus miedos me paraliza.

Por enésima vez, personas que dicen una cosa, pero actúan de otra. Por enésima vez, he de situarme ante la dura mano de la Administración y, plantarle cara. Por enésima vez…

Por duodécima vez, seguiré como hasta ahora: viviendo y dejando vivir; pero, por lo menos, esta vez no tengo miedo. Sé lo que hago, me conozco y actúo sin que las circunstancias me provoquen entrar de nuevo en el hospital.

¿Por qué a las personas nos encanta complicarnos la existencia?, con lo felices que somos por naturaleza.

Cada día que amanece es un día de oportunidades para hacer aquello que consideramos bueno, no eficiente, pero sí bueno. Mucha gente dirá que no somos felices sino que somos irresponsables y, tienen razón, somos irresponsables a la hora de elegir; mas no a la hora de Vivir.

Quizá deberíamos utilizar los mismos mecanismos de incidentes críticos – metodología muy usada en los procesos de selección – a la hora de elegir. Pero eso nos cuesta y, aunque se nos llena la boca de explicaciones ante situaciones indeseadas, el manido “y si…”, nos bloquea y nos impide ser consecuentes con nuestras decisiones.

Las relaciones humanas aparentan ser muy complicadas, mas el problema está en nosotros mismos y no en el acompañante. Pues, en la mayoría de las ocasiones, sólo vemos lo que queremos ver. Tenemos la costumbre de obviar esos puntos -no tan cercanos a nosotros- y, de repente, sucede lo que sucede; nos empezamos a hacer la manida expresión: “y si…”

Yo, lo tengo claro. A partir de ya, no habrá más “y si”, sólo habrá hechos.

Hasta la próxima y, espero vuestros comentarios

50 años, no es nada

Los años pasan y las EXPERIENCIAS vividas quedan en nuestras neuronas que, en función de NUESTRA ACTITUD, podemos considerarlas en forma POSITIVA o de APRENDIZAJE.

Hace unas semanas estuve en este evento que estaba cargado de muchas experiencias para mí, ya que 14 años de mi Vida estuvieron vinculados a esta institución de enseñanza.

De golpe y porrazo vinieron a mi presente, situaciones vividas hace más de tres décadas. Compañeros de clase, amigas, situaciones vitales que han ido forjando mi carácter de una forma especial, la mía. Como la de cualquier otro ser humano que ha vivido cualquier EXPERIENCIA.

Allí encontré a algún antiguo docente, que de una forma u otra, forjó mi carácter. Padres, de antiguos compañeros y compañeras de aventuras infantiles y adolescentes. Y, lo más importante, PERSONAS que compartieron conmigo parte de esas EXPERIENCIAS.

Vinieron a MÍ PRESENTE, muchas PERSONAS que nos han dejando en el camino de la Vida: Teresa, Félix y otros tantos que se quedaron en este recorrido. Mas, qué grande es poder Vivir estas EXPERIENCIAS. Durante ese PENSAMIENTO mis SENTIMIENTOS hicieron que todas esas PERSONAS estuvieran VIVAS y a mi lado. Esa es LA GRANDEZA de las EXPERIENCIAS y, sobretodo, la capacidad de poder recordarlas.

Pero todo ésto no tendría sentido si no somos capaces de recordar, de volver a sentir, de darle “Vida” a ese pasado cómo un aprendizaje, de forma aséptica, con pensamientos neutros hacia los mismos. Tras lo cual, deberemos empezar a racionalizar y valorar cada uno de ellos de forma OBJETIVA.

Si alguna de esas EXPERIENCIAS la valoramos cómo NEGATIVAS debemos, a mi entender, tomarlas cómo un aprendizaje, pues entiendo que es la única manera de que las mismas se transformen en unas REFERENCIAS. Entiendo que tomando esta ACTITUD nos “ayudará” para poder tomar una nueva decisión, en otro momento vital, con el conocimiento de lo APRENDIDO. A esto, entiendo yo, que el ser humano le llama EXPERIENCIA. De ahí la GRAN importancia de las mismas.

Es cierto que en ocasiones y debido a un hecho real como es sufrir  una lesión cerebral irreversible que conlleve la falta de memoria, en estos casos, entiendo yo, no podremos elegir esta ACTITUD, puesto que esta capacidad estará dañada. 

Mas mientras no suframos dicho percance, actuemos de una forma que, a mi entender, nos hace crecer cómo seres humanos. 

Os deseo toda la SUERTE de EXPERIENCIAS.

Asimismo, al que le interese ver el vídeo aquí os lo dejo 50 años Acacias y Montecastelo

CONSECUENCIAS DE LOS ACTOS

Esta semana he Vivido varias EXPERIENCIAS que han hecho, de mi, una persona DIFERENTE. El paso del tiempo y, la influencia que este puede llegar a tener en nuestra Actitud, es lo que marca la diferencia entre estar IMPLICADO o no con la Vida.


La Primera, y quizá la más importante para mí, fue una Actitud que pudo haber sido interpretada, en forma diferente, por alguno de los miembros de un Grupo de WhatsApp creado por mi hace más de dos años. En este Grupo de WhatsApp avisaba, a distintas personas, de mi acción cada vez que publicaba en mi blog. Mas, como todo grupo abierto, en él era posible poner diferentes mensajes cada uno de sus miembros sin tipo alguno de censura, como creo yo que debe ser un grupo de WhatsApp cuyo fin era, exclusivamente, avisar de una publicación.

Cierto es que todos esos miembros del grupo son contactos directos míos y, cada uno de ellos podía seguir o abandonar el grupo cuando así lo desearan y, sin necesidad de dar explicación de tipo alguno. Cuestión que algunos así hicieron en su momento y que nunca me preocupo, pues opino que, la Libertad es el camino que nos lleva a la GRANDEZA.

Durante más de dos años el Grupo ha estado VIVO, con pocos comentarios en el mismo, pero Vivo. He de reconocer que en alguno de los momentos fue muy activo y debió de ayudar a que las visualizaciones de mi blog fuesen mayores que sin su existencia, considero.

Mas llevaba varias semanas pensando en cerrar dicho grupo de WhatsApp, pensaba: “creo que el blog tiene suficiente tiempo de actividad y, si realmente la gente desea leerlo, puede hacerlo sin que yo les avise

Considero que era una forma de validar si realmente mi blog se leía porque el mismo interesaba a las personas o simplemente, alguna de las personas que lo leían, lo hacían por el detalle de no hacerme un feo desde su punto de vista.

Por tanto, la semana pasada publiqué mi Post semanal pero no lo avise en el Grupo de WhatsApp y, sorpresa, seguía teniendo un número similar de visitas

El martes de esta semana uno de los miembros publicó un vínculo de petición de firma, como otras veces habría hecho alguno, pero mi respuesta fue demasiado drástica y, así la valore a la mañana siguiente, pero ya estaba hecho y no se podía hacer nada al respecto. Esto es lo que tiene la Vida, ejecutas un acto y sus consecuencias van más o menos implícitas en él. 

El haberle comunicado, yo pensé que era solamente a él, que ese tipo de vínculos no eran admitidos en el Grupo de WhatsApp y acto seguido abandonar el grupo, como mínimo pienso, hizo que la mayor parte de sus miembros pensara ….., cada uno sabe que pensó. 

Por tanto, pedir perdón si alguien se ha sentido ofendido, pues todos somos seres humanos.

Esto es una EXPERIENCIA, que al menos desde mi punto de vista, nos puede hacer reflexionar al respecto de las posibles vinculaciones que pueden llegar a tener nuestros ACTOS, y sus posibles CONSECUENCIAS, en la Vida

Tras haber acabado de contaros esta EXPERIENCIA, os dejo para que REFLEXIONÉIS y, la semana que viene os contaré las otras que he tenido. Gracias

EXPERIENCIAS, ¿qué valor le damos?

Cada día que Vivimos, tenemos la oportunidad de APRENDER. Ahí es dónde reside la grandeza de la VIDA.


Hace unos días estuve en A Coruña en Indo2017, jornadas de innovación docente. Acto, que por su título, indicaba que los ponentes eran especialistas en las materias a tratar y que aprendería mucho gracias a sus exposiciones. Realmente aprendí mucho, mas no cómo yo intuía inicialmente. Dichas jornadas eran una experiencia para que sus alumnos pudiesen darse cuenta de, lo “difícil”, “incómodo” u otro adjetivo, que desde vuestro punto de vista indique “conflicto de intereses”, la EXPERIENCIA que día a día ha de tener un docente a la hora de “enfrentarse” con sus alumnos. 
Mi análisis, a posteriori, ha sido muy positivo. Ahora cada uno de vosotros, tomará este análisis con su prespectiva, siendo igual de válida que la mía.

Días más tarde, en vacaciones de Carnaval, estuve con mi hija pequeña haciendo la compra en el súper. Inicialmente puede que no parezca nada raro, es una experiencia cotidiana para todos aquellos que tenemos niños a nuestro cargo. Pero varios días teniendo exclusivamente actividades para crios de 6 años, desde mi prespectiva, hace que uno desee que comiencen las clases y, así poder volver a nuestra “costumbre” de adultos. Mas la EXPERIENCIA, a mí, me encantó. Sobretodo en el momento que ella me preguntó, llevando el carrito de la compra: Papi, ¿no vas a coger tu mantequilla?

En ese momento pensé, QUÉ BONITO!!!!!!
Pequeñas experiencias que  hacen: replantearnos cosas, análisis de las decisiones; mas todo esto no tendría razón de ser si no lo vemos desde una prespectiva POSITIVA, entendida cómo CRECIMIENTO Personal.

A vueltas, con la Vida

Esta semana ha sido una semana cómo cualquier otra mas han sucedido dos hechos que, al menos a mí, me ha hecho reflexionar. Intentaré trasladar lo que yo opino al respecto y, así cada uno de vosotros sacará sus conclusiones.

1º. Las decisiones de algunos responsables jurídicos de este país 
Esta semana hemos tenido conocimiento, a través de diferentes medios de la decisión adoptada por los responsables de la Audiencia de Palma al respecto del caso de Iñaki Urdangarin y, el revuelo montado a raíz del mismo. 
Yo no soy jurista, mas si soy un ser humano que está Vivo y tengo diferentes sensaciones al respecto, por lo que entiendo que cada uno podamos expresar nuestras sensaciones de una forma Libre y consecuente. De todas las reacciones habidas, y que he podido leer, el artículo de Xosé Luis Barreriro me ha parecido el más cercano a mis sensaciones, pues en muchas ocasiones criticamos sin dar alternativa y, desde mi punto de vista, él si lo ha hecho.

Lo que a mí me ha trasladado es que el objetivo de la justicia es intentar corregir los posibles efectos provocados por la conducta de uno o varios seres humanos. Por ello nos hace reflexionar al respecto de la condena y sus efectos, cuando los efectos provocados son básicamente, que no exclusivamente,de índole económica.

Aquí os lo dejo para su reflexión

Un preso es un fracaso, no un éxito


2º. Un DESEO. Que tus hechos permanezcan.


Estos días ha fallecido un ser humano que, al menos desde mi punto de vista, ha movido la conciencia colectiva.

Era un ser humano que tenía LEUCEMIA, una enfermedad que provoca, en un porcentaje elevado, el fallecimiento del ser humano. Las enfermedades, sean cuales sean, provocan en los seres humanos una serie de modificaciones en sus reacciones ante los acontecimientos muy distintas a las reacciones de otros seres humanos.

Su realidad, su Vida,hizo que se convirtiera en un interlocutor de todas las personas con características especiales, al igual que yo, y otros tantos que hemos pasado o pasamos por situaciones especiales.

Desearía que los seres humanos no olvidásemos todo aquello que nos enseñó, contando sus vivencias y, que esas reacciones no se queden en simples inicios de algo muy necesario para la Sociedad actual, la EMPATÍA entre todos nosotros.

Desde mi ínfima realidad, GRACIAS Pablo Raéz; por haber INTENTADO hacernos ver esta VIDA, como un camino más COHERENTE.

Gracias y, hasta la semana que viene 

DIEZ AÑOS (decálogo de relatividad)

Cierre 1

Cómo han afectado los acontecimientos en mi vida
1. Una razón para VIVIR

Cierre

El nacimiento de un hijo es, desde mi punto de vista, una experiencia que te hace crecer como persona. Pasas de ser un ser egoísta por naturaleza, a tener alguien en tu vida que te hace reflexionar sobre cada actuación y decisión tomada. Ves las cosas con una perspectiva distinta; te das cuenta de que tus decisiones sí afectan a otra persona. Te vuelves más consciente.

2. Una decisión puede cambiar tu hipotética estabilidad

Capítulo 02
Una decisión puede marcar otro rumbo vital.
Cuando uno toma la decisión de casarse, habitualmente lo hace con la convicción de que será para toda su Vida. Mas en algunas ocasiones eso no sucede. Hay ideas que revolotean en tu cabeza el día de la boda, pero no tienes el valor suficiente para hacerles caso.
Si cerca del día de tu boda u otro tema importante para ti, te surgen dudas, afróntalas y habla de ellas; eso te puede enseñar mucho (Valor). Has de tener valor para asumir las consecuencias de tus actos

3. Adaptación

Cuando se produce un cambio, hay momentos para reflexionar y valorar las consecuencias de la decisión. Nunca podrás echar atrás el tiempo, pero sí puedes adaptarte, dar una nueva visión.
En ocasiones necesitas de la ayuda/apoyo de alguien; desde mi propia experiencia os recomiendo que utilicéis los servicios de un profesional sanitario. Ellos, teóricamente, saben cómo afrontar esas situaciones

4. La Vida siempre da oportunidades…

Muchas cosas en esta Vida llegan sin razón aparente. Uno sigue su camino actuando con respeto y con coherencia, y la VIDA te regala una segunda oportunidad. Cuidado que en algunas ocasiones la VIDA nos pone a prueba, ya que te empecinas en estar con alguien que durante muchos años ha sido como una espina clavada y, de golpe y porrazo, te das cuenta de que no era tal.
Mas la Vida sigue dando todo aquello que le das, si le das AMOR recibirás AMOR, no sé en qué momento pero siempre te devuelve lo que has dado. Yo he tenido la fortuna de reencontrar a Charo.

5. …y, nuevos contratiempos

La Vida sigue jugando contigo. Te encuentras con alguien que parece maravilloso y, en poco tiempo, te quedas “embarazado”. Puede resultar chocante con mi primer punto, pero la rapidez o lentitud nunca la marcamos los seres humanos. Tras mis dudas y replanteamientos, asumes tu nueva situación, pero la Vida te da otra lección. Tras nueve meses de embarazo, la criatura nace muerta. Tu pareja te avisa llorando, tú ya tienes vez para hacer una vasectomía, te llama y te da la noticia. ¿Qué hacer? ¿Por qué a mí?, ¿a quién le he hecho daño?…
Infinidad de preguntas que no tienen respuesta lógica. Te rebelas contra los acontecimientos, anulas tu cita médica y convences a tu pareja para intentarlo de nuevo. Tu pareja lo piensa, decidís casaros y, finalmente, sale bien.

6. Se aprende Siempre, incluso de los golpes más duros

42 años con sus cosas buenas y otros aprendizajes, y de repente la sorpresa. Un incidente de circulación cuyo resultado habéis leído en este blog. Cuantos sueños rotos, pero siempre se puede aprender y, por eso, y otras cosas, estoy aquí escribiendo. Algo maravilloso, que como todo en la VIDA parece ser malo, pero al final, con ayuda y coraje todo sale adelante.

7. Reaprendizaje

Inicialmente no podía ni hablar, la existencia de mis hijos había pasado a un segundo plano. Hasta mi mujer parecía un estorbo. Esos motores que yo tenía, hasta ese momento, sentía que eran una carga para mi existencia, me quería morir. Pero, su paciencia, su cariño, su ilusión y mis ganas de Vivir, han conseguido que me transformara como una larva en una mariposa.

8. El apoyo fundamental de tu entorno

Mi entorno cercano me ayudó de una manera sobrecogedora. No hicieron nada especial, solo estuvieron ahí en cada momento. Mi hermana, esa persona que siempre ha creído en mí, dándome cariño sin protegerme de las consecuencias. Mi padre, que estuvo para recoger a Beltrán, durante los meses que me era imposible; siempre ha actuado de la misma forma y se lo agradezco por ser como es

9. Alcance del objetivo y creación del Blog

El día 2 de marzo de 2015, inicié esta aventura de ir contando mis experiencias con el objetivo de intentar ayudar a todo aquel que quisiera ver un aprendizaje en cada una de mis experiencias. Contándolas de forma amena y novelada.
Lo que siempre he buscado, desde mi ictus, es volver a dar clase; que la gente reflexionara sobre lo que alguien le cuenta. Pero no tengo la certeza de poder concentrarme en la materia a tratar durante un largo espacio de tiempo delante de un auditorio. Ahí es donde todavía estoy trabajando. Quizás, a lo mejor, es un freno imaginario que me impongo yo, pero el ponerme delante del toro me asusta y mis neuronas se revolucionan y me pregunto: ¿lo estaré haciendo bien?

10. Adaptación a la Relatividad de la Realidad

Ahora tengo otra realidad, consigo centrar las cosas y vuelvo a tener una memoria muy clara. Cierto es que me lo tomo como un aprendizaje; cada día aprendemos algo. Pero creo que, recordando como estaba yo hace casi 5 años, es para SENTIR ORGULLO.
Seguiré trabajando en mi recuperación, poniéndome metas más o menos alcanzables desde mi perspectiva, e intentaré desarrollar más actividades que me hagan crecer como ser humano.

Este post se ha elaborado para que, hoy 23 de junio de 2016, mi hijo Beltrán tenga un regalo de su padre, que está orgulloso de la personita que es. Felicidades, Beltrán, por tu décimo cumpleaños.

Capítulo 05_1
Mi objetivo es intentar trasladar al resto de los seres humanos experiencias concretas que, al menos a mí y a mi entorno, nos han hecho crecer y desarrollar diferentes habilidades. Sería como impartir una clase magistral, en la que cada uno de los conceptos tratados está validado, empíricamente, por mis experiencias.
Es cierto que estas mismas experiencias, en otro ser humano, habrían provocado resultados distintos. Seguro que si le preguntamos a los actores principales de esta historia: Beltrán, Charo y Carlota, su visión será diferente.
De ahí lo interesante del tema: NO POR MUCHO PLANIFICAR, SEREMOS CAPACES DE DETERMINAR EL FUTURO; NUESTRA CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN ES LA QUE DIFERENCIA UN RESULTADO DE OTRO

Capítulo 05_2

¿Cuál es la clave de la felicidad? 75 años de estudio en Harvard nos dan la respuesta.

Una inmejorable forma de Vivir. Algo que en muchas ocasiones las personas olvidan

miguelmier

Por Miguel Mier

IMG_4898“No hay tiempo, tan breve es la vida para dimes y diretes, disculpas, resentimientos y rendiciones de cuentas. Sólo hay tiempo para amar y tenemos poco tiempo hasta para eso.” Mark Twain.

¿Qué es lo que nos hace ser felices? ¿Qué es lo que nos mantiene sanos? ¿Qué es lo que nos hará llegar a una vida adulta de manera plena?

Robert Waldinger es Doctorado en Psiquiatría por la Escuela de Medicina de Harvard, Psicoanalista, sacerdote Zen y dirige la Escuela de Desarrollo de Adultos de la misma Universidad de Harvard. Waldinger dirige uno de los estudios más particulares que existen en la historia de la investigación académica en el mundo. El estudio de Desarrollo de Adultos de Harvard consiste en un proyecto único que ha mantenido su línea de investigación por 75 años, por lo tanto sus resultados son bien fundamentados. Normalmente las investigaciones sociales no…

Ver la entrada original 880 palabras más